Cómo escribir un post digestivo en el blog de tu despacho de abogados

Publicado por Cristian Serrano    31/03/2017   Empresas, Marketing

→ ¿Sueles escribir demasiadas parrafadas sobre sentencias judiciales que nadie entiende?

→ ¿Te dispersas escribiendo teorías que sólo TÚ y los de tu gremio conocen?

→ ¿Quieres dar un valor útil a lo que escribes y no tienes ni idea de cómo hacerlo?

Si te has preguntado y te sigues preguntando qué hacer ante el lío que llevas en tu cabeza, tranquil@, abre tu mente, y prepárate porque te explico 5 ideas clave para que te sea más fácil escribir sobre cualquier tema del que seas experto y publicarlo en el blog de tu empresa.

1. Elige un buen tema. Antes de todo, te recomiendo que hables sobre temas o asuntos de tu sector, que estén de actualidad, o que vayan a estarlo, que resulten de interés y que aporten utilidad y un valor añadido a tu público → (X beneficios para… X dudas sobre… un caso en concreto).

Por ello, querido lector (y escritor digital) plantéate primero determinar cuál es el público objetivo que va a estar interesado en leer sobre ese tema del que vayas a hablar. Por aquello de no caer en el esfuerzo inútil, ¿ok?

2. Aterriza la idea en el título. Además de recoger el tema del que versa el artículo, éste debería provocar reacciones al lector. Cuanto más breve y directo, mejor.

3. Desarróllala, pero NO te enrolles. NO te explayes como si un post fuese un artículo científico. Esto no va de dividir el átomo, sino de escribir un artículo para un entorno digital, de elaborar un texto legible, que se pueda leer en diagonal desde cualquier formato, y que lo pueda entender TODO EL MUNDO.  

→ Añade frases afirmartivas, lapidarias, titulares, enunciados de una sola línea o solo dos que remarquen con claridad el mensaje que quieres comunicar a tu público.  

4. Estructura bien el artículo. Por favor, organiza un poco el texto, échale un poco de gracia y de buen gusto al texto, ¿vale?

→ ¡Emplea negritas!, listas, el uso de viñetas, juega con las jerarquías de los títulos, añade imágenes para contextualizar tu post, siempre y cuando la imagen se identifique con el concepto del tema!  

5. Marca bien el colofón. Intenta exponer un buen cierre de tu artículo. Concluye y propón soluciones que puedes ofrecer (explica el valor añadido de tu empresa o el tuyo como profesional) para satisfacer la necesidad o dar con la resolución del problema planteado.

En definitiva, y ya para acabar, te resumo por qué creo que estaría bien que apliques estos 5 pasos:

  • Convierte el blog de tu empresa en un entorno dinámico, atractivo, con ideas frescas y con temas de interés para tu público.
  • Crea contenidos fácilmente digeribles (sin que tengan demasiada levadura). Recuerda que el usuario digital no está hecho para pasar mucho tiempo delante de la pantalla. Se distrae cuando ve demasiado texto superfluo y se va a otra cosa que capte su exigente atención.  ¡Ve al grano S I E M P R E!
  • Plantea soluciones claras y prácticas a posibles problemas cotidianos o necesidades que tengatu empresa en una determinada área o explica también casos habituales que haya tenido algún cliente o pueda tener sobre una cuestión en particular!

Así que… ¿a qué esperas? ¡Domina la sencillez y escribe ya tu primer post digestivo! ;-) 

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+