¿Tiene sentido reclamar después del anuncio de Bankia de devolver la inversión?

Publicado por Joan Barba    08/03/2016   Bankia, Inversiones

Después de muchos avatares jurídicos, parece que finalmente se solventa la incertidumbre sobre la legitimidad de la salida a Bolsa de BANKIA, pues el Tribunal Supremo ha dictado ya dos Sentencias que vienen a determinar que podría declararse la nulidad del contrato de compra de acciones, realizado entre la entidad financiera y lo que las Sentencias llaman pequeños inversores o minoristas. La razón máxima para acordar la nulidad del contrato de suscripción de acciones se basa en la falsedad del folleto publicitando la salida a Bolsa, pues contenía información económica falsa, que otorgaba a la entidad una situación de solvencia y ganancias económicas, que a los pocos días se descubrió que era todo lo contrario una insolvencia grave y con pérdidas multimillonarias.

 

Razona el Tribunal Supremo que la entidad financiera BANKIA, era una entidad nueva en  el mercado bursátil, pues no había habido promociones de compra de acciones anteriores, con lo que no se disponía de un Historial que permitiera a los inversores conocer su trayectoria, por ello era básica la información que se comunicaba en el folleto informativo, que además fue depositado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La única información que permitía al inversor crearse una expectativa razonable de negocio, o de percepción de dividendos futuros, era mediante la información suministrada por la entidad en el folleto informativo. Si el folleto contenía datos falsos, lógicamente creaba una percepción de ganancia en el inversor que se alejaba de la realidad, con lo que el accionista contrataba, suscribía las acciones, inducido por un error. Además hay que mencionar que el error que sufría el inversor minorista era plenamente un error excusable, pues confiaba en la información facilitada por la entidad emisora (BANKIA), quien confeccionaba la misma en un folleto supervisado por un organismo público  (CNMV); lo que generaba confianza y seguridad.

La existencia de las Sentencias del Tribunal Supremo, y la línea argumental de las mismas, ha llevado a BANKIA a anunciar recientemente su intención de retornar a los accionistas minoristas, las cantidades invertidas en compra de acciones, más 1% de tipo de interés.